Es clave conocer, sobre todo en época de precosecha, que la Botrytis cinerea o pudrición del racimo, es el problema sanitario número uno en zonas productoras de uva de mesa, especialmente en el territorio centro sur de nuestro país.

Si sabemos controlarla a tiempo podremos evitar pérdidas importantes asociadas a esta enfermedad, no solo en kilogramos, sino también en precios de venta.

¿De qué manera atenuamos estos efectos? Sin duda un manejo integrado es la mejor estrategia.   En este método de trabajo se deben combinar diversos factores: prácticas culturales, fertilización y de manera relevante, el control químico.

Nuestra uva de mesa es un referente de exportación y debemos evitar que siga siendo  la botritis, nuestra principal causa de rechazo y pérdidas en mercados internacionales.

En este reportaje iremos descifrando su significado, principales implicancias y estrategias de control para esta enfermedad, junto a Carolina Cruz, presidenta de Uvanova; Christian Urban, director de Uvanova y gerente comercial de Frutera Santa María;  Dragomir Ljubetic, asesor privado y director de Uvanova y Cristian San Martin, Crop Leader de vides de UPL Chile.

¿Qué es la botritis?  

Es un hongo patógeno que afecta a la uva de mesa y puede atacarlas durante todo su período de crecimiento vegetativo, volviéndolas principalmente sensibles durante la floración (momento del ciclo vegetativo donde se abren las flores de la vid) y desde la pinta en adelante (cuando las bayas cambian de color).

Esta enfermedad está presente durante toda la temporada, sobrevive como hongo saprofito en material en descomposición y como micelio en la corteza y en yemas latentes, resistiendo en forma de esclerocios sobre distintos tejidos, a la espera del desarrollo de condiciones favorables para su desarrollo (lluvias, alta humedad relativa y temperaturas en torno a los 15º a 20ºC).

¿Cómo se produce?

El hongo ataca en forma muy efectiva, ya que tiene una gran cantidad de esporas asexuales o conidios de forma ovalada. Como en todos los hongos se desarrolla en climas suaves y húmedos. Aparece normalmente en épocas donde las temperaturas son suaves y de alta humedad ambiental. Se propaga fácilmente, ya que posee muchos hospederos y puede provocar pérdidas del 100% de la cosecha si no se toman medidas, especialmente en etapas de fuertes lluvias o donde la planta se mantiene húmeda durante largos períodos de tiempo, incluso en el almacenamiento o transporte, ya que puede prosperar a temperaturas cercanas a cero grado.

¿Cuáles son sus síntomas y efectos?

  • Síntomas en los racimos: El daño en racimos se manifiesta como bayas acuosas con pudriciones blandas de color gris-café, hasta la formación de nidos que pueden llegar a cubrir el racimo completo. El daño comercial en este momento es alto.
  • En brotes y sarmientos jóvenes: Se manifiesta como manchas color café, con presencia de micelio bajo condiciones de humedad. Podría implicar mayor pérdida en algunos brotes si el ataque ocurrió temprano en la temporada, pero no reviste importancia económica y se puede usar una amplia gama de botriticidas.
  • En hojas: El daño no es de mayor importancia y se manifiesta como mancha necrótica en el borde de la hoja, como quemaduras.

Tipos de Botrytis:

Botrytis endógena: El desarrollo de infección se da desde el interior de las bayas, ya que tiene su origen en los restos florales adheridos a la base del pincel; por ende, es más complejo erradicarla. Pudre las bayas y llega en su fase final a comprometer a muchas de ellas formando nidos.  Es difícil detectar a primera vista, el racimo se puede observar aparentemente sano, pero cuando llega a los mercados de consumo demuestra lo contrario. La pudrición en este caso puede procrearse en la post-cosecha, durante el almacenaje y traslado o durante destino.

Botrytis exógena: el desarrollo del hongo ocurre bajo condiciones predisponentes y normalmente favorecido por micro heridas, picadas de insectos o pájaros; sin embargo, la botritis posee la habilidad de penetrar a los tejidos sin que existan heridas previas, ya que está equipada con un pool de enzimas que desequilibran y dejan los tejidos expuestos.  En estas condiciones ataca desde afuera hacia adentro, se ve a primera vista, entonces es fácil de detectar.

¿Cuándo controlar la aparición de la podredumbre gris?

Los tratamientos para ser efectivos deben ser siempre preventivos e idealmente nunca se debe esperar  ver un ataque de pudrición para tratar de controlar.

Momentos críticos para controlar la botritis de la vid:

  • Durante pre flor y todo el período de flor
  • Inicio del cuajado del racimo, principalmente por presencia de restos florales
  • Cierre de racimo
  • Desde pinta a pre cosecha
  • Si hay presencia de lluvias o alta humedad relativa , incluso durante la cosecha

¿Cómo controlar la botrytis cinerea de la vid?

Los fungicidas químicos siguen siendo la herramienta más efectiva, pero debemos tener en cuenta las prácticas culturales.

  • Tratamientos preventivos:

Carolina Cruz, presidenta de Uvanova y asesora en uva de mesa, señaló que los fungicidas químicos juegan un rol trascendental, pero deben ir siempre acompañados de las siguientes recomendaciones:

  • Con la experiencia y aprendizaje que nos dejó la lluvia del verano podemos concluir con certeza que el manejo de ventilación y deshoje de la zona cercana a los racimos es muy importante para evitar que se den las condiciones para el rápido desarrollo de botritis.
  • Evitar todo tipo de heridas, ya sea que provengan de picadas de pájaros, insectos o plagas como trips, ya que estas aumentan la predisposición a botritis. Si las cutículas de las plantas están dañadas se facilita el ingreso del hongo.
  • Retirar del huerto racimos afectados bajará el inóculo.
  • Utilizar sistemas de conducción del tipo Open Gable, con hileras independientes de rápido secado, ya que mejoren la ventilación. Está demostrado la diferencia respecto del desarrollo de esta enfermedad, versus parrones españoles.

  • Control preventivo y reparador mediante la aplicación de fitosanitarios específicos para botritis. Los fungicidas químicos frontales tradicionalmente se utilizan en oportunidades claves en forma preventiva. No esperar un ataque de pudrición para controlar. Con pronóstico de lluvia es mejor aplicar con anticipación.
  • Evitar cosechas muy extendidas en el tiempo, ya que la fruta al ir deteriorándose queda más propensa a desarrollar botritis.
  • Cobra mucha importancia eliminar y destruir las partes infectadas con los primeros síntomas del hongo (limpieza de racimos dirigida), pero tomando en cuenta que se debe asear en sacos y sacar del interior del huerto.
  • Dentro del control químico es importante recordar que debemos tener un manejo adecuado en la rotación de productos con diferentes modos de acción, con la finalidad de disminuir el riesgo de desarrollo de resistencia y además cumplir con las exigencias de los diferentes mercados donde se limitan el número de moléculas detectables al momento de la cosecha. Es aquí donde la introducción en el mercado de herramientas efectivas de origen natural, son un gran complemento al control con moléculas de origen químico y resuelven el riesgo de resistencia al ser de amplio espectro de control, no aportan residuos y son muy seguros y respetables con el medio ambiente. Estos productos pueden ser en base a  base a microorganismos y extractos vegetales, con modos de acción novedosos y únicos.

Es muy importante recalcar que al momento de actuar frente a una plantación afectada debes hacerlo de la mano de un técnico o un asesor  de uva de mesa, el cual te brindará los consejos adecuados sobre los tratamientos que puedes usar y en las dosis adecuadas, ya que un mal uso de los fungicidas puede acarrear consecuencias peores.

Cristian San Martin desde UPL Chile recomienda Amylo-X®, el cual actúa sobre la botritys en tres niveles: acción directa, protectora y preventiva. “Amylo-X® es un biofungicida de origen natural, recomendado para el control de Botrytis o pudrición gris, formulado en base a Bacillus amyloliquefaciens, cepa D 747, bacteria que se encuentra de forma natural en el medio ambiente, con una alta concentración de Unidades Formadoras de Colonia (5x 1010  UFC/g), indicado para control preventivo de botritis (y oídio) en uva de mesa para ser aplicado cuando se presenten condiciones favorables para el desarrollo de la enfermedad.

Características del género bacillus:

  • Son bacterias flageladas, que se mueven con facilidad.
  • Alta capacidad de colonizar tejidos vegetales (alto poder antagonista).
  • Capacidad de producir esporas con alta viabilidad (muy resistentes).
  • Habitante común del medio ambiente (fácil adaptación)

La asesora de uva de mesa y presidenta de Uvanova, Carolina Cruz, enfatizó el cuidado del campo: “Estamos terminando las cosechas para algunas variedades; sin embargo el gran volumen de nuevas variedades y dos de las principales tradicionales (Red Globe y Crimson) recién inician cosechas. A mediados de Marzo ha cambiado el clima y comenzó a amanecer con alta presión de humedad por rocío. Las uvas permanecen mojadas hasta medio día imposibilitando su rápida cosecha y con condiciones más propicias para desarrollar botritis. Es en este momento donde se requiere estar permanentemente protegido y las opciones de productos cero residuo son muy bienvenidas”

Gráfico UPL:

Sobre el impacto económico y las exportaciones:

Christian Urban, director de Uvanova y gerente comercial de Frutera Santa María comentó a nuestro portal: «Lo primero es considerar el costo de protección por la aplicación de agroquímicos en las plantaciones, así evitamos el mayor daño, cuando la fruta pierde la cadena de frío durante todo el proceso de exportación, ya sea después de embalarla en el frigorífico o posteriormente, durante el tiempo de tránsito en el barco. Cuando la temperatura sube a 1-2º C el hongo se activa y empieza a desarrollarse. Cuando la fruta llega con poca botritis, es factible de re embalar y botar aquella podrida, lo que implica un alto costo.  Si sumamos a esto los gastos involucrados llegar a destino, cosecha, embalaje, materiales, flete marítimo, el costo es realmente muy alto».

Esta temporada la logística de carga/ descarga y el traslado de la fruta a los puertos de destino ha estado muy lenta, los pallet con fruta permanecen más tiempo del acostumbrado en los frigoríficos, situación que exigirá al máximo a las uvas.  Por lo tanto, si bien la condición en lo que va de temporada a nivel de huertos ha sido muy buena comparada con el año anterior, no debemos bajar los brazos en el cuidado, ya que los tiempos de traslado serán no menores a 30 días incluso para viajes de menor distancia.

El ingeniero agrónomo y director de UvanovaDragomir Ljubetic, entregó un gran consejo a los productores de uva de mesa: » Importante no embalar fruta que se va a partir en frío y que observen cuál es la condición real sanitaria del parrón en términos de condición sanitaria, ya que si empieza a aparecer una serie de pudriciones podrán verla y limpiarla, pero la pudrición oculta no la verán cosechando apenas se seque la fruta. No enviar una fruta a pasear, sabiendo los problemas logísticos, de transporte, comercialización que estamos enfrentando. Mi consejo es no enviar algo rápido, no óptimo, que no se podrá comercializar».

Y recuerda… ¡vides sanas, llegan a destino seguro!

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Camila Cruz
Cargue Más En Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

3a edición Uvanova Magazine: Rentabilidad, costos y post cosecha

Querida comunidad: ¡Porque Uvanova quiere que los productores tomen las mejores decisiones…