Conversamos con Rodrigo Espinosa de Vivero Jardín El Escorial, ubicado en el Km. 0,6 de El Escorial, Panquehue, V región.

1.- ¿Qué tipo de especies frutales se propagan en este vivero?

Nuestro vivero fue creado en 1994 como un vivero ornamental y forestal, pero desde el año 1999 propagamos plantas de uva de mesa y vino. En la actualidad, sólo propagamos vides de uva de mesa y vinífera, tanto injertadas como sobre su propio pie o llamadas francas.

2.- En el caso de variedades de uva de mesa ¿son tradicionales o se ha incorporado algún programa genético nuevo?

Sólo propagamos plantas de uva de mesa de las denominadas tradicionales, tales como Crimson, Flame, Red Globe, A. Royal, Thompson, Superior y todas las de dicha clasificación. En una oportunidad propagamos una variedad licenciada para una empresa que tenía dicha variedad y en la actualidad estamos en condiciones por experiencia, infraestructura y calidad de trabajo de participar con alguna empresa que maneje algún programa genético nuevo, con el fin de cooperar a ampliar su capacidad productiva, ubicación geográfica, etc.

3.- ¿Las plantas son propagadas en su propio pie ( francas ) o son injertadas? De ser así ¿En qué patrones están siendo propagadas? ¿americanos o europeos?

Nuestro vivero propaga plantas francas e injertadas. La gran mayoría es planta injertada, ya que esa es la tendencia en la actualidad, aunque los terrenos a plantar no hayan sido utilizados por vides anteriormente.

Siendo que hay una gran variedad de patrones o portainjertos en el mercado para uva de mesa, los que más propagamos son salt creek, 1103 – P, harmony, 1613, freedom y SO4.

4.- ¿La mayoría de la venta de las plantas es a raíz desnuda o en bolsa?

A través del tiempo ha ido cambiando la tendencia. Inicialmente, por escasez de material y falta de experiencia del país en general, la gran parte de las plantas fue producida en bolsa de tres meses solamente. Luego fue cambiando, y en la actualidad, la gran parte de la producción es planta a raíz desnuda, ya que es una planta que reúne muy buenas características para el productor y viverista y permite un ahorro importante en el costo del flete cuando es para lugares más lejanos.

En las plantas de bolsa hay que distinguir dos casos totalmente diferentes. Esta la planta en bolsa recién injertada de tres meses y la planta en bolsa injertada y mantenida en bolsa hasta un año después de ser injertada.

La planta de bolsa injertada de tres meses, es una muy buena alternativa para casos en que se desea anticipar producción, suplir stock faltante de la temporada anterior, aprovechar mejor el material de cepas nuevas y otras condiciones especiales que pudiera tener el productor. Eso sí, esta planta requiere de un cuidado especial por parte del productor, que no siempre se le da en noviembre cuando se entrega, ya que los esfuerzos del productor se orientan a otras faenas de campo productivo y se tiene a descuidar la nueva plantación.

La planta en bolsa de un año de injerto, siendo de características distintas a la de raíz desnuda, tiene un resultado excelente también y muchas veces mejor que la anterior, pero tiene el inconveniente de su costo por uso de infraestructura en viveros y de flete para el productor.

5.- ¿Cuál es la capacidad de producción de plantas año del vivero?

300.000 plantas de vid injertada al año. Esa es el tamaño de negocio que elegimos como empresa, el que nos permite trabajar con los estándar de calidad que hemos tenido por casi veinte años en vides.

6.- ¿Cuáles son las mayores dificultades que enfrenta la propagación de las plantas?

Lo más importante es contar con material de portainjertos de buen origen, certificados y calidad fitosanitaria. Luego, el material de cepas a injertar debe ser de muy buen origen y probada productividad. Sin ello, es impensable trabajar de buena manera. Luego, una vez teniendo lo anterior, hay que contar con la infraestructura necesaria que tiene un alto costo, tierras de buena calidad y autorizadas por el S.A.G., las cuales cada vez se hacen más escasas, ya que requieren estar libres de nemátodos y otros patógenos, insumos de primera calidad, etc.

Sin embargo, una vez obtenido lo anterior, el capital humano es clave en la propagación, ya que el éxito de la calidad de la planta depende de varios factores pequeños, muchos de los cuales recaen en el injerto mismo, técnica de plantación y técnica de cosecha y embalaje, lo cual hace que el personal que trabaje en la propagación debe ser especializado y de gran espíritu de trabajo en equipo.

7.- ¿Cuál es a tu juicio la planta ideal?

La planta ideal es la que le acomode al productor para el momento que tome las decisiones, ya que depende de la oportunidad, stock disponible, costo de flete, valor de la planta, tipo de material que desea plantar, etc. Puede que aunque la planta ideal sea de otro tipo, al productor le convenga plantas una de más preocupación como es la planta en bolsa de tres meses, antes que esperar un año más. Hay determinadas situaciones que no son lo mismo para la decisión de un productor que de otro.

Sin embargo, si todas esas condiciones no tuvieran una gravitación clave para tomar la decisión, en orden de prioridad, la planta ideal para mí es la planta injertada en bolsa de un año, luego la de raíz desnuda y por último la injertada en bolsa de tres meses.

8.- ¿Qué tecnologías se han incorporado a la propagación de plantas?

Nuestro vivero siendo pequeño, históricamente ha ido haciendo continuas innovaciones en cuanto a tipo de ceras, sistema de embalajes y otros. En la actualidad, la última tecnología nueva que incorporamos fue una máquina desyemadora de patrones o portainjertos, que ha permitido bajar los costos en dicha faena, capacitar a personal en algo más técnico y atrayente, equilibrar la mano de obra entre junio y octubre, lo cual permite trabajar con menos personal en determinados momentos que escasea el personal especializado, ocupando más personal en temporada de invierno. Dicha máquina, junto a otras adicionales de la empresa de Rodrigo Gomar, todas fabricadas en La Pobla del Duc cercano a Valencia en España, la hemos utilizado un año con excelentes resultados.

9.- ¿Cuáles son los desafíos a futuro?

Mantener y mejorar la calidad fitosanitaria y comercial de nuestro vivero, con las plantas a un valor razonable, pese al aumento importante de costos producidos por la mano de obra especializada, infraestructura, electricidad y otros, que garantice al productor el acceso a una planta de buena calidad y precio razonable.

Buscar alianzas con empresas que participen de nuevos programas de propagación de uva de mesa, con la finalidad de participar en pequeña medida de esta nueva tendencia que ha adquirido especial importancia este último año.

Además, explorar la posibilidad de multiplicar otras especies frutales, cuya producción en Chile pueda tener una ventaja comparativa dentro del mundo a mediano plazo.

Consultas a: 

respinosa@elescorial.cl

+56998211333

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Camila Cruz
Cargue Más En Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Mosca de la fruta: Experto advierte sobre sus riesgos y propone cambiar la ubicación del puerto terrestre en Aconcagua

A principios de marzo se supo de la aparición de la mosca de la fruta en las inmediaciones…