Es el mayor evento científico dentro del área, el cual se realizará con sede en Chile el año 2020, gracias a un trabajo en conjunto realizado por Uvanova, PUC y la INIA (Instituto de Investigaciones Agropecuarias). En el Simposio de uva de mesa en Italia, nuestro país logró demostrar el nivel alcanzado a nivel nacional e internacional en cuanto a investigación y desarrollo.

Italia es uno de los principales productores de uva de mesa de Europa, el cual durante octubre fue sede del VIII Simposio internacional de uva de mesa,  lo que permitió a expertos de varios países reunirse y conocer el nivel de la industria de una de las frutas con mayor consumo a nivel mundial. Lo que generó además comunidad entre líderes de diversos países y también investigadores destacados, los cuales aprovecharon esta instancia para debatir y realizar intercambio de ideas para la búsqueda de soluciones a nuevos desafíos que enfrenta la industria.

Hasta Italia llegó nuestra comisión de expertos, liderados por la ingeniera agrónoma y presidenta de Uvanova, Carolina Cruz Vargas, quien destaca el gran apoyo de las empresas que colaboraron para hacer esto una realidad: Valent, Basf, Syngenta, Agrow, Mip Agro.

La presentación oficial de Chile constó de una exposición oral, acompañada de un video donde se mostraron imágenes turísticas y de uva de mesa, entregando datos productivos y las áreas de investigación. Las imágenes sacaron aplausos entre los asistentes y orgullo para todos los chilenos. Además, Chile tuvo excelentes participaciones, con charlas que fueron presentadas por diferentes entidades: UVANOVA, INIA y PUC, lo que dejó en evidencia que en nuestro país van de la mano la academia y el mundo profesional que enfrenta a diario el rubro, algo no muy común en la mayoría de los países productores. Contamos con una industria potente, investigación aplicada y formación académica de calidad.

UVANOVA presentó una exposición la cual se basó en la experiencia y datos recopilados en el Estudio de nuevos sistemas de conducción, en específico Open Gable, y su aporte en lograr mejorar la calidad y condición de las uvas de exportación. La exposición estuvo a cargo de Arturo Miquel , consultor y asesor de esta comisión y también fue diseñada en conjunto con los consultores y miembros de Uvanova, Carolina Cruz y Dragomir Ljubetic.

De la INIA, Antonio Ibacache y Paola Barba, fueron parte de las actividades de capacitación y difusión del proyecto CORFO 09PMG-7229. Barba, es Directora del programa de mejoramiento genético de uva de mesa de INIA, señaló que: “Es difícil presentar un proyecto extenso como el programa de mejoramiento genético de INIA – Biofrutales en 15 minutos, por lo que concentré la presentación en tres ideas: destacar que PMGV Chileno es un programa asociado a productores, pero a la vez inserto en un ambiente colaborativo de investigación en INIA, presentar nuestra variedad Mailen (R) Iniagrape-one a la comunidad de uva de mesa, y por último, dar un marco teórico breve respecto a la resistencia genética a enfermedades para que los productores y asesores puedan optar por planes fitosanitarios adecuados, que aseguren la durabilidad de la resistencia en el largo plazo”.

De la PUC, fue el Dr. Alonso Pérez, investigador de la Facultad de Agronomía de la Pontificia Universidad Católica, quien expuso acerca del uso de reguladores de crecimiento en uva sin semilla ‘Thompson Seedless’, que es una variedad tradicional muy cultivada todavía en Chile. “Particularmente nuestros estudios se enfocan en mejorar la condición de la fruta en post-cosecha, al mismo tiempo manteniendo (o mejorando) los atributos de calidad de cosecha como tamaño, peso, contenido de azúcar de las bayas, entre otros. Nuestros resultados indican que un programa de dosis moderadas (no excesivas) de ácido giberélico durante el crecimiento de las bayas, complementadas con el uso de citoquininas en pre-floración y brasinoesteroides antes y después de pinta logran conseguir de mejor manera los objetivos propuestos”, recalcó Pérez.

Chile con estas destacadas participaciones, logró encantar a los asistentes, que por votación de 74 votos a favor, fue denominado la próxima sede del IX Simposio de Uva de Mesa, el cual se realizará el año 2020. A punto de alcanzarlo estuvo Sudáfrica con 71 votos y Perú con 40 votos. Este evento nos entregará una gran vitrina como país productor de uva de mesa, pero también impone un gran desafío por delante para los expertos de UVANOVA, INIA y la PUC, los cuales con toda su experiencia y pasión por el rubro, lograrán preparar un buen nivel y sorprender nuevamente a los espectadores. La fortaleza de la postulación es la posición que Chile ocupa en la industria, sumado al hecho que se logró unir investigación, academia y producción en el comité organizador, lo que da garantías que todos los aspectos relevantes serán abordados.

Gabriel Selles, ingeniero agropecuario y coordinador del programa de hortofruticulura de la INIA, señaló: “Es un buen momento de intercambio de ideas entre los investigadores nacionales (INIA, PUC y asesores de UVANOVA), ya que se establecen los puentes indispensables para el desarrollo de soluciones tecnológicas para el sector productivo y exportador.

Carolina Cruz señala que “lo principal es tomar este desafío con la confianza que haremos la diferencia. Es una oportunidad para mostrar quienes somos, el principal país exportador de uvas al mundo, la calidad de investigadores y profesionales ligados a la uva; además de la experiencia, visión y perseverancia de los productores chilenos”.

El VIII Simposio internacional de uva de mesa incluyó diversas temáticas como: producción, comercialización, marketing, tecnología, manejo de enfermedades y plagas, desarrollo de color y técnicas de almacenaje, mejoramiento genético, nuevos productos, poscosecha, entre otros.

Cruz, señaló que “el gran desafío en el rubro es cómo enfrentar el cultivo de la uva en distintas áreas del mundo con su diversidad de climas, lo que obliga a variar en técnicas y aplicación de tecnología. Las nuevas variedades también fueron temas expuestos en algunas exposiciones. Sin embargo, lo más satisfactorio es saber que las uvas siguen creciendo en volumen, aceptación y demanda por parte de los consumidores”.

Selles, por su parte, recalcó que “El mercado de la uva de mesa viene cada vez más exigente, no sólo en calidad y condición, sino también en inocuidad y protección medioambiental, con una amplia competencia, presencia de nuevos actores y variedades, que permiten ampliar las épocas de producción y también las zonas productivas, lo cual asociado a nuevas tecnologías (uso de plásticos y cobertores por ejemplo), permitirá ampliar el período. Creo que nuestro país enfrenta desafíos no menores: aumento de productividad, con nuevas variedades, de mayor rendimiento y fácil manejo, además de buena poscosecha. En este punto la generación de variedades locales es fundamental. El uso de sistemas de conducción que requieran menos mano de obra no sólo se trata de un cambio de estructura del sistema, sino cambio en los manejos agronómicos (carga por planta, relación hojas/fruto, fertilización, etc.), enfermedades, que puedan impactar en calidad y condición de fruta y su poscosecha; por lo tanto hay un trabajo de investigación aplicada que hay que realizarlo cual pasa por investigación aplicada. En esto se está avanzando, por lo cual en tres años más, cuando se realice el simposio, será oportunidad de presentar al mundo las innovaciones y avances en I+D de la industria de la uva de mesa en Chile”.

Todos los equipos ya comenzaron a trabajar en lo que será el IX SIMPOSIO DE UVA DE MESA en nuestro país.

¡Nos vemos en Chile 2020! 

Porque en Chile y el mundo, la uva de mesa es Uvanova.

Agradecemos a: 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Camila Cruz
Cargue Más En Seminarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Experto en portainjertos: “La clave está en la raíz, antes que la variedad”

Italo Cuneo es ingeniero agrónomo de la PUCV, con doctorado en la Universidad de Davis, Ca…