Fecha de publicación – 19/02/2016 (16:25:07)
Productores estiman 35% de pérdida en uva de mesa por factores climáticos
Ramón Achurra, dirigente gremial y representante de Uvanova en OHiggins, señala que “la situación nos obliga a ser más eficientes en todos los manejos”.
 Con sus 12.363 hectáreas de uva de mesa, la Región de O’Higgins aporta el 35% de las cajas de esta fruta que Chile exporta al mundo. Así, la temporada pasada envío más de 32 millones de cajas (262 mil toneladas aprox.) de un total nacional de 92 millones.
En la presente temporada, sin embargo, los volúmenes de la región están por debajo de lo esperado, con un rendimiento que contribuye a una caída estimada del 35% de la cosecha exportable a nivel país, como señala Ramón Achurra, director de Fedefruta y Frusexta, y productor representante de Uvanova en O’Higgins.
La temporada en la VI Región ha sido “muy complicada climáticamente por efecto de Fenómeno del Niño”, dice Achurra, “con humedades ambientales anormales y precipitaciones frecuentes en primavera y enero inclusive, cuando tuvimos una lluvia de 5 a 10 mm según la zona”.
El dirigente anticipa por ello una condición “muy preocupante” de la uva

de mesa en O’Higgins, región que “ya presentó problemas productivos en las variedades tempranas como Superior y Flame Seedless”, evaluó. En dichas uvas, “hay una baja significativa de las cajas exportadas por partiduras, uvilla, trips, oídio y botrytis, pérdidas que superan el 50%, e incluso 80% en Flame”.
Y agrega: “Esto nos ha obligado a ser rigurosos en los programas de prevención de enfermedades, en el manejo de follaje y de racimos, y en cambios de estrategias comerciales, como la exportación a Estados Unidos vía aérea. La situación nos obliga a ser más eficientes en todos los manejos”.
Las uvas tardías no presentan atraso
Especial atención habrá que tener entonces con  las variedades  tardías de uva de mesa ya que, a diferencia de las tempranas que se atrasaron por factores climáticos (temperatura), “estamos observando una rápida toma de color y azúcar, por lo que esperamos que no presenten retrasos en su fecha de cosecha”, afirmó la presidente de Uvanova, Carolina Cruz. “Los volúmenes de las distintas variedades se comprimirán en menos semanas, lo que obligará a redefinir estrategias de cosecha”, señaló la asesora.
En este sentido, la Región de O’Higgins se ha venido preparando con nuevos sistemas de conducción como el Open Gable, indica Achurra, “buscando productividad y comodidad para la mano de obra”, y la implementación de techos de plástico en los parrones. “Pensamos en escapar de malas condiciones climáticas como las lluvias, especialmente de precosecha, pero también se han visto otros beneficios de los cobertizos como una mejor expresión vegetativa de los parrones, racimos de mayor calidad, y el poder anticipar estados fenológicos que permitan entrar antes a arreglar racimos”.
Carolina Cruz y Ramón Achurra profundizaron en este tema hoy en el Diario Rancaguino.
Asimismo, Uvanova continuará informando, a través de sus asesores y productores, sobre la situación de cada región productiva por medio de su página web.
Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Camila Cruz
Cargue Más En Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Uva de Mesa en Aconcagua: Soluciones colectivas para la industria

Con el objetivo de analizar y buscar soluciones colectivas al actual escenario de la indus…