Dentro del IX Simposio Internacional de uva de mesa se realizó un homenaje póstumo a Don Carolus Brown Barroilhet, quien fue distinguido por haber introducido nuevas variedades de fruta en el país, su promoción e investigación científica para el desarrollo del sector.

En la ceremonia de cierre, realizada en Vista Santiago, fue su hijo Juan Carolus Brown, productor de uva de mesa y director de Fedefruta, quien recibió este reconocimiento hacia su padre por la gran trayectoria en la fruticultura nacional.

Conversamos con este reconocido agricultor, productor y exportador de uva de mesa de Calle Larga, quien nos contó recuerdos de su padre, apreciaciones y el gran legado otorgado.

  • Don Juan Carolus: ¿Cómo recuerda a su padre?

Como papá fue una persona estricta y muy dedicado a su trabajo, siempre buscando algo nuevo y viajando a distintas partes del mundo, especialmente a California donde hizo grandes amigos. Recuerdo haber viajado juntos a Israel y otros lugares del mundo, siempre buscando innovación respecto a la uva de mesa. Estamos hablando de los inicios del rubro, entonces las novedades era traer nuevas variedades, sistemas de conducción o nuevas técnicas de cultivo. Hoy es muy difícil lograrlo, pero él siempre buscó estar a la vanguardia, no por orgullo personal, sino por llevar a la industria a otro nivel.

  • ¿Qué le parece este homenaje dentro de un evento tan importante como es el IX Simposio Internacional de uva de mesa?

Nos sentimos muy orgullosos como familia, y sobre todo como sucesor de su trabajo en Agrícola Brown, tal como lo mencioné ese día, creo que su legado fue trascendental para que luego de cuatro años de su fallecimiento aún sea reconocido. Realmente dejó una huella profunda en el rubro y es también una obligación, junto con mi hijo Sebastián, continuar con el gran trabajo que mi padre venía haciendo.

[[Dale play al video del homenaje]]

  • ¿Cuáles fueron sus mayores hitos de liderazgo en el agro? 

Mi papá nunca buscó cargos públicos, ni políticos, si bien tuvo cargos a nivel zonal (Los Andes) como canal de regadío o en la asociación de agricultores, nunca le interesó algo a nivel nacional, más bien su liderazgo estaba en la tierra, en las cosas prácticas, en ver la mejor manera de cultivar la uva de mesa, tanto en innovación  como en investigación.

  • ¿Cómo marcó su presencia para continuar su legado en nuevas generaciones?

Siempre lo vi tan de cerca que esto se va traspasando. En la generación de Maylen, la variedad estrella chilena, me fui dando cuenta de su importancia, no como un negocio, sino como una contribución.

  • De todas las iniciativas que su padre tuvo en la industria: ¿Cuál es la que tuvo mayor impacto?

Su gran aporte fue en los inicios de los años 80′ con variedades como la Red Globe, una variedad que él importó a Estados Unidos, la cual requería un trabajo de huerto menor al que se hacía con otros variedades, ya que daba la posibilidad de abrir más mercados como Asia y Sudamérica. Sin ser exagerado, esta variedad llegó a salvar a muchos productores de uva de mesa en su momento.

  •  ¿En qué agrupaciones gremiales participó Don Carolus?

La agrupación gremial en que mi papá se miraba era la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), era consejero honorario hasta sus últimos días, donde participaba una vez al mes, cada lunes a las 17:00 horas iba de chaqueta y corbata a la SNA. Junto con eso participó en la asociación de agricultores de Los Andes, fue presidente del canal Santa Rosa de Los Andes. También fue director fundador del consorcio Biofrutales, del cual soy presidente y también estuvo en la parte formativa integrando la Escuela Agrícola.

  • La familia Brown ha estado ligada desde sus inicios a la Universidad Católica de Valparaíso ¿Se mantiene hasta hoy esa relación?

La fundación estuvo radicada en una donación que hizo mi familia, tanto a la casa central como después a la Escuela de Agronomía. Mi papá tuvo relaciones académicas con diversos rectores. Fue miembro de la familia fundadora de la Universidad Católica de Valparaíso y fue investido en el año 2007 como Doctor Honoris Causa. Recibo invitaciones al inicio del año académico. En el año 2000 se le entregaron 6 hectáreas para el desarrollo de un proyecto de hoja caduca, básicamente damascos y cerezos. La relación siempre existe y el retrato de mi tatarabuelo que está en mi casa de campo es el mismo que está en la rectoría de la Universidad. Es un hilo que está latente.

  • ¿Qué le pareció el IX Simposio Internacional de uva de mesa realizado en Chile y qué rescata de él?

Quedé  gratamente sorprendido. Yo escuchaba hablar del Simposio a Carolina Cruz, presidenta de Uvanova, y pensé que era una convención donde venían algunos charlistas, pero luego entendí la magnitud: 600 asistentes de 17 países. Me di cuenta de dos cosas, la gran capacidad de organización de Carolina y el gran nombre de Chile en la industria de la uva de mesa en el mundo. Sin duda somos los principales exportadores de uva de mesa, pero además con gran ascendencia técnica, eso es lo que atrae, la tecnología aplicada que tiene nuestro país.

  • ¿Cuál es su opinión de Uvanova y qué conoce de esta Comisión?

Participé en el nacimiento de Uvanova cuando los asesores se empezaron a agrupar, comenzaron con la idea de formar una organización que tuviera peso y trascendencia, en ese entonces yo era presidente de Fedefruta, así que los acogí y los llevé al Ministerio e hice todo lo posible para darle visibilidad, ya que siempre celebré su independencia de Fedefruta, de Asoex, de SNA o cualquiera otra organización gremial, por esto tengo la mejor opinión de ellos. Si tu ves como se tratan entre ellos hay una cofradía que existe: «todos para uno y uno para todos». Estoy sorprendido y tendrán una trayectoria brillante en Chile, si bien llevan 7 años, son y serán una organización aún más potente.


Más información sobre Uvanova – IX Simposio Internacional de uva de mesa:

Contactar a Camila Cruz, periodista Uvanova, chileuvanova@gmail.com

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Camila Cruz
Cargue Más En Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira además

Agricultores de Aconcagua se unen con jornadas de sanitización contra el coronavirus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala al COVID-19 como una pandemia por su rápi…